miércoles, 30 de mayo de 2012

La armadura de Dios - Propósito de la armadura

Efesios 6:10-13 (RV1960)
(10)  Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
(11)  Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
(12)  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
(13)  Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
Como vemos en los versículos de Efesios 6:10-13 el apóstol Pablo habla sobre la armadura de Dios tanto sobre que necesito antes de tenerla (requisito) como también el propósito de tener la armadura.


Propósito de la armadura
En el mundo espiritual hay dos reinos, el reino de los cielos y el reino de las tinieblas, estos dos reinos tratan de avanzar, uno por medio de la predicación del evangelio y el otro por la predicación del libertinaje. Al estar dos reinos y estos dos reinos predicar surge un choque entre ellos, ya que sus mensajes son distintos y uno al ser predicado ataca al otro. Esto genera una guerra la cual es espiritual es decir una guerra espiritual. Al haber una guerra hay soldados y al haber soldados debe de haber armaduras y por lo tanto esta armadura debe ser espiritual ya que es una guerra espiritual.

Para poder cumplir con la predicación del evangelio hay dos cosas sumamente importantes el testimonio y la predicación de la palabra. Pero ambos se fortalecen ya que al tener un buen testimonio se realiza una predicación en la cual no hay pronunciación de palabras sino nuestra actitud y forma de ser es la que predica, el testimonio fortalece las palabras que decimos al predicar ya que tanto lo que enseñamos o decimos concuerda con lo que vivimos. Y al predicar la palabra de Dios otros se convierten al camino de Dios y darán testimonio de Él.

Por esto mismo es que el enemigo ataca a aquellas personas que están firmes en Cristo para que no den testimonio de Dios y que su predicación no concuerde con lo que viven. Al haber un ataque Dios proporciona una armadura, pero veamos que es una armadura
Armadura: Conjunto de armas con que se revestían para su defensa los que iban a combatir. Diccionario de la Real Academia Española
Dios nos da una armadura y como vemos en el significado de armadura esta es defensiva lo que significa que nos es dada para mantener intacto nuestro testimonio ya que este es el que fortalecerá nuestra predicación. También dice en Efesios 6:13 que nos sirve para que podamos resistir en el día malo y mantenernos firmes. Junto con esta armadura Dios nos da una única arma de ataque la cual es la espada del Espíritu la cual es su palabra.

Por lo tanto nuestra vida diaria es una guerra o batalla espiritual constante en la cual el enemigo está al asecho como león rugiente esperando y viendo el momento indicado para atacar por lo tanto debemos de colocarnos la armadura de Dios y mantenernos firmes y estar atentos para no caer ya que escrito esta "Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga." 1 Corintios 10:12 . Un claro ejemplo de esto es David ya que Dios lo había ungió para ser rey sobre Israel pero Saúl se opuso al reinado que tenía que ejercer David, tanto realizando sobre el persecución como atacándolo (lanzándole una lanza 1 Samuel 19:10). Pero si nos damos cuenta era un hombre atacando a otro hombre pero este hombre era influenciado por un espíritu malo (1 Samuel 19:9-10).

Otro ejemplo es nuestro Señor Jesucristo que es el mejor ejemplo de cómo usar la armadura de Dios ya que El es la perfección, es varón de guerra y un gibbor.

Si vemos el versículo de Efesios 6:11-12 dice:
Efesios 6:11-12 (RV1960)
(11)  Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
(12)  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
El enemigo puede atacar tanto de forma directa Efesios 6:11 (el mismo ataca) como de forma indirecta Efesios 6:12 (a través de hombres). En el versículo de Efesios 6:12 dice “no tenemos lucha contra sangre y carne” y si nos damos cuenta David era perseguido por Saúl y Saúl es de sangre y carne. Esto quiere decir que el enemigo (diablo, principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad) utiliza a personas para cumplir con su propósito.

Los ataque directos son atreves de acusaciones, tentaciones, falsa doctrina, dudas y mentiras. Un ejemplo de esto es cuando Jesús fue tentado por el diablo Lucas 4:2-13. Y entre los ataques indirectos tenemos los mismo de los anterior pero utilizando a hombres para que lo realicen y también violencia o persecución 1 Samuel 19:9-10.

Pero gloria a Dios que nos da una armadura para poder resistir en el día malo y al final estar firmes.
Efesios 6:13 (RV1960)
(13)  Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada